Tarta de la Abuela

Tarta de la Abuela

  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:6 minuto(s) de lectura

¿Qué decir que no se haya dicho ya de este postre? Todos conocemos la tarta de la abuela por ser una tarta de toda la vida, sencilla y fácil de hacer y que ha acompañado a no pocos cumpleaños y reuniones familiares, forma parte de los mejores recuerdos con los nuestros y no falta quien dice que solo con olerla, se traslada a la cocina de su madre o abuela en su infancia.

Creo que junto con la tarta de queso y el tiramisu, es de los postres más universales.

Por eso es que seguramente la tarta de la abuela, sea una de las tartas «más queridas» por todo el mundo, junto con lo fácil que es su elaboración, tan sencilla que no requiere de horno.

Investigando un poco acerca de esta tarta, me he encontrado muchas variantes y cada una, al fin y al cabo en cada casa, casi se podría decir que que existen tantas versiones como abuelas que la han hecho.

Pero todos estamos de acuerdo en que hay tres cosas que no pueden faltar y que la definen: capas de galleta, natillas y chocolate.

En las «versiones» mas extendidas no faltan «truquitos» como empapar la galleta en Brandy o en Baileys. La canela también forma parte de la fórmula y no falta también quien incluso la corona con una bola de helado.

Incluso hay quien elabora hasta la galleta para tener más control del elaborado, (puede ser un muy buen plan de fin de semana), pero a mi al menos me enamora el sabor de la que conocemos como la galleta María, que es abrir la puerta a otro debate si nos centramos en ella; muchas marcas y fabricantes, etcétera… Mayormente esta galleta esta compuesta de harina de trigo (en torno a un 70%), azúcar y mantequilla.

El otro ingrediente clave en esta tarta es como no, el chocolate. Debe tener al menos un 60% de cacao y no debe ser atemperado para su uso.

Ahora voy a contarte como hago la hago yo y que ingredientes uso. Yo soy de las que le pone natillas entre capa y capa.

Te recomiendo que leas todos los consejos y trucos antes de empezar porque ahí te resuelvo algunas dudas que te pueden surgir a la hora de preparar esta deliciosa tarta como, por ejemplo, qué tipo de molde necesitas o a qué temperatura debes tener tus preparaciones para el montaje.

INGREDIENTES PARA LAS NATILLAS:

  • 3 huevos
  • 75 gr. de azúcar
  • 500 gr. de leche
  • 30 gr. de maicena
  • 1 vaina de vainilla (opcional)
Ten a mano los ingredientes preparados 😉

PREPARACIÓN:

En un cazo infusionamos la leche con la mitad del azúcar y la vaina y las semillas de la vainilla, dejando tapada con film unos 10 minutos.

Por otro lado, mezclamos la otra parte del azúcar con la maicena y lo batimos junto a los huevos.

Pasados los 10 minutos, incorporamos la leche infusionada (quitando la vaina) a la mezcla de los huevos, volvemos al fuego y sin dejar de remover y a fuego medio dejamos cocinar hasta que las natillas espesen. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente, tapadas a piel con papel film para así evitar que se le ponga costra por encima.

INGREDIENTES PARA LA GANACHE DE CHOCOLATE:

  • 200 gr. de chocolate de postres
  • 200 gr. de nata para montar

PREPARACIÓN:

Fundiremos el chocolate al baño maría o en el microondas con intervalos de 30 segundos pero teniendo mucho cuidado que no se queme el chocolate si utilizas este método.

Soy partidaria de fundirlo al baño maría porque puedes controlar muchísimo mejor la temperatura y mientras podemos ir calentando la nata en otro recipiente, no es necesario que hierva pero sí debe estar caliente.

Cuando el chocolate esté totalmente fundido iremos echando la nata poco a poco al chocolate y con una lengua o espátula, mezclaremos desde el centro emulsionando para que así nos quede una ganache bien lisa y brillante, es importante que le eches la nata al menos en 3 veces y que no está fría porque si no se puede cortar.

Cuando ya tengas toda la nata incorporada, deja tapada como con las natillas con papel film a piel para que enfríe y coja consistencia.

No se trata de que las capas queden paralelas, sino de que este rica ¿no te parece?

MONTAJE FINAL:

Para que ya aparezca la tarta de la abuela, mojas las galletas en leche fría y monta una capa en la base del molde utilizado, por encima extiende una capa de natillas.

Mojas otra tanda de galletas en leche fría y la pones encima de la capa de natillas, extiende ahora una capa de chocolate y así sucesivamente hasta terminar con una capa de chocolate.

Para decorar espolvorea galletas machadas por encima de la capa de chocolate.

Deja enfriar en la nevera al menos 6 horas.

CONSEJOS Y TRUCOS:

  • He utilizado una bandeja de horno de cristal de 30 cm. de largo, 18 cm. de ancho y 5 cm. de grosor. Así es como he visto casi siempre la tarta de la abuela presentada.
  • Puedes utilizar una bandeja de cristal, no es necesario un molde adaptado.
  • Deja que los ingredientes al menos estén a temperatura ambiente, de lo contrario, si los utilizas calientes harán que no se generen las capas sino que se mezclen entre sí quedando una tarta algo rara.
  • Mi recomendación es que lo empieces a hacer y dejes al menos 2 horas, la montes y posteriormente dejes en nevera para que esté fría…al final si la haces de un día para otro tendrá mayor sabor y consistencia.
  • La leche para mojar las galletas deberá estar fría, esto evitará que las galletas se rompan.
  • Si utilizas galletas redondas y el molde es cuadrado o rectangular, parte galletas para adaptarlas y que queden el menor número de huecos posibles para que al echar el resto de ingredientes quede todo lo mas homogéneo posible. Repite esto mismo si utilizas galletas cuadradas o rectangulares y el molde es redondo.
  • En el montaje puedes hacerlo a tu gusto, puedes hacer capas mas gruesas o puedes hacerlas mas finas y así quedará una tarta con muchas capas. A mí particularmente me gusta con menos capas y mas cantidad, como puedes ver en las fotos.
  • Otra opción de montaje distinta a la que yo he realizado es terminar con una capa de natillas y decorar con virutas de chocolate o rallar chocolate por encima.
  • Si no quieres hacer la ganache puedes simplemente fundir el chocolate y dejar que espese.
  • Hay variantes en las que en lugar de preparar unas natillas hacen una crema pastelera que sería similar pero solo llevaría yemas y no el huevo completo.
Lista para disfrutarla!

Deja una respuesta