Red Velvet Cake.

Red Velvet Cake.

  • Comentarios de la entrada:4 comentarios
  • Tiempo de lectura:6 minuto(s) de lectura

La Red Velvet es una tarta muy extendida en muchas «bakerys» en E.E.U.U. pero la verdad es que realmente su origen no está claro del todo.

Hay muchas versiones de dónde y cómo surgió, a mi me encanta la que cuenta que en hotel de Nueva York en los años 50, una clienta quedó maravillada del sabor de su postre, pidió la receta y la recibió; junto con un considerable incremento en la cuenta de su almuerzo, así que, como venganza, decidió repartir la receta entre sus conocidos.

Además, encontrarás versiones que dicen que la original es con remolacha y de ahí su color rojizo. Otras que es el vinagre mezclado con el bicarbonato, lo que hace que hagan una reacción con el cacao y adquiera ese color.

Por tanto lo único claro alrededor de la Red Velvet, parecen ser unos ingredientes imprescindibles: cacao en polvo, bicarbonato, vinagre y buttermilk, que es la leche mezclada con el limón. La dejas actuar durante unos 15 minutos y parecerá que se ha cortado, pero esa es una de las claves para que el bizcocho quede esponjoso.

Para esta Red Velvet, no he utilizado colorante químico para darle el color rojo intenso característico de este bizcocho. He preferido que el único color que tuviera es el de la propia remolacha y de un colorante natural en polvo de la misma. Un producto que compré en El Colmado de Soraya.

Como se ve en la foto antes de hornear, tiene un precioso color, pero se perderá al hornearlo.

Si quieres que te tenga el color rojo, sólo deberás incorporar unas gotas de colorante a la mezcla de nuestra masa de bizcocho.

Soy partidaria de sacarle el máximo provecho al color natural de los ingredientes, pero utilizar un poco de colorante puntualmente, mejora considerablemente el aspecto visual, cuestión de gustos.

Tiempo de elaboración:

Más o menos unos 20 minutos para el bizcocho y 5 minutos para la crema de queso.

25-30 minutos de horneado y el tiempo de enfriarse el bizcocho.

Para la decoración, va a depender de qué tipo de acabado busques y lo hábil que seas.

He utilizado un molde de 23 cm y luego lo he cortado por la mitad, pero puedes utilizar por ejemplo, dos moldes de 20 cm. Así te evitarás el tener que cortarlo.

INGREDIENTES BIZCOCHO:

  • 120 gr. de mantequilla
  • 120 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 10 gr. de cacao en polvo
  • 1 vaina de vainilla
  • 125 gr. de leche
  • 5 gr. de zumo
  • 2 gr. de bicarbonato
  • 5 gr. de vinagre
  • 150 gr. de remolacha
  • 10 gr. de levadura
  • 200 gr. de harina
  • 10 gr. de polvo de remolacha
Ingredientes Red Velvet
Ingredientes preparados.

PREPARACIÓN:

En esta receta es bueno utilizar mantequilla en lugar de aceite, porque así conseguimos que al blanquearla junto con el azúcar, obtenga un color más claro que al hacerlo con aceite.

En un bol pon la mantequilla en pomada con el azúcar y bate muy bien hasta que blanqueen. Así además de obtener un bizcocho esponjoso, no dará color amarillento de la mantequilla.

Mientras, incorpora el zumo de limón a la leche y mezcla un poco.

Deja reposar durante unos 15 minutos, y no te preocupes porque parezca que está cortada, recuerda que es para que el bizcocho quede esponjoso

Por otro lado, tamiza el cacao, la levadura, la harina y el polvo de remolacha y reserva.

En una picadora, haz la remolacha puré y reserva también.

Cuando la mezcla del azúcar y la mantequilla tenga un aspecto de crema y está blanca, es hora de echar los huevos. Pero hazlo de uno en uno y hasta que no esté incorporado completamente uno, no añadas el otro.

Bate muy bien y luego agrega la semilla de la vainilla y sigue batiendo.

Ahora incorpora el puré de remolacha y sigue batiendo.

Mezcla el vinagre con el bicarbonato y verás como se producen burbujas, es normal, esa reacción es la que queremos para darle color a nuestro bizcocho. Échalo y sigue batiendo.

Enciende el horno y precalienta a 180º con calor arriba y abajo, con ventilador. Engrasando el molde con un poco de mantequilla. Mientras seguimos preparando el bizcocho.

En este momento, debemos incorporar alternando la buttermilk (la leche junto con el zumo de limón) con los ingredientes secos.

Echamos un poco de buttermilk y un par de cucharadas de harina, levadura y cacao…sin olvidarte de la pizca de sal.

Te puede parecer que la mezcla se corta, pero no te preocupes que es normal y conforme vayas incorporando los ingredientes secos, irá tomando un aspecto de masa suave y brillante.

Cuando tengas todo incorporado, sigue batiendo hasta terminar de mezclar todo y ya estará listo para verter en el molde y hornear.

Estará listo en unos 25 minutos, pero dependerá de tu horno. Para comprobar que está listo, pínchalo con un tester cake o palillo y si sale limpio es que está.

Déjalo enfriar completamente antes de desmoldar.

Red Velvet
Recuerda que el color se pierde al hornearlo.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE QUESO:

  • 500 gr. de queso de untar tipo Philadelphia
  • 100 gr. de azúcar glas
Red Velvet
Vamos a por nuestra crema de queso.

PREPARACIÓN:

Esta crema no debes hacerla hasta que tu bizcocho no esté frío.

Batir con unas varillas el queso crema con el azúcar glas, hasta obtener una crema lisa y sin restos de azúcar.

Pon la crema en una manga pastelera con la boquilla que más te guste y lista para decorar nuestra tarta. En esta entrada tienes otra elaboración de Crema de queso.

MONTAJE:

Cuando el bizcocho esté completamente frío, corta con un cuchillo por la mitad o si has utilizado dos moldes de layer cake, lo tienes más fácil porque solo tienes que poner un bizcocho, crema por encima, capa de bizcocho y crema.

Esta parte queda a tu elección. Si quieres, en internet hay millones de ejemplos para que te inspires a la hora de decorar tu tarta. Te dejo aquí algunos ejemplos en Pinterest.

Si la quieres por los lados también, ten en cuenta que tendrás que ampliar las cantidades que te indico.

Como ves, al final quedó con un color más marrón, pero la capa de arriba del bizcocho quedó rojiza.

Eso sí, el sabor es peculiar porque a pesar de llevar el puré de remolacha, ésta no se aprecia en absoluto.

Además, es un bizcocho muy esponjoso y nada dulzón, también he aprovechado el sabor dulce de la remolacha para añadir menos azúcar que en otros recetas.

¡Red Velvet lista para cortarla!
Corte Red Velvet
Fíjate en el aspecto del bizcocho mezclado con la crema.
Vista emplatada
Red Velvet acabada y presentada.

Esta entrada tiene 4 comentarios

  1. Yeiny Paola

    Riquísimo todo mil gracias por todo lo enseñado

  2. Carmensol Mejía

    Hola, un gusto en saludarte, he realizado un monograma con esta receta duplicando las cantidades, solo que decore con merengue italiano y añadí un poco de colorante rojo.
    Me quedó espectacular, gracias

    1. ¡Hola! Encantada de saludarte. Muchísimas gracias a ti por escribirme y por haber hecho la receta, me alegro que te hayas animado a hacerla. Desde luego que tiene que estar buenísima con el merengue que has preparado. Un saludo, Tamara.

Deja una respuesta